El complejo verde 303.

Instalación que reflexiona respecto de los procesos de exotización relativos a nuestra relación como seres humanos con el paisaje, para lo que construimos una cierta idea de este, más que vivirlo y generar los procesos de auto territorialización correspondientes, viviendo muchas veces en un estado de relación que no nos pertenece o con la que hemos ficcionado un vínculo. Las posibilidades de acceso a elementos territoriales, facilitado por un capitalismo que aparentemente, en lo formal todo lo puede, nos lleva a pensar en qué pasa cuando este traspasa límites donde su poder disminuye, dejando de afectar por completo la relación obligando a adoptar las formas y decisiones que el espacio territorial y su contexto obligan. 

Este trabajo, en la utilización de una diversidad de referencias, se establece como una frontera dentro del espacio, en la que se utilizan desde plantas con características de climas tropicales, imágenes de archivos relativos a prácticas u objetos pertenecientes a contextos territoriales extraños, frutas provenientes de otras latitudes, bolas de barros de los que no conocemos su procedencia pero los asumimos como propios hasta fotografías de animales del zoológico local que son puestos en contextos que simulan el hábitat propio de la especie.

 Esto nos lleva a pensar, de qué manera los estímulos constantes que recibimos, incluídos los del arte, se encuentran constantemente trasladandonos a esos espacios lejanos y provistos del deseo de quien no los tienen para sí, pero al mismo tiempo, dichos estímulos son ajenos a lo que significa habitar dichos territorios, liberados de las complejidades y peligros que conllevan.

Captura de pantalla 2017-02-12 a las 12.

«¿De qué manera nuestra percepción del paisaje influye en las diversas maneras en cómo habitamos el planeta?. La instalación de Vial indaga de forma irónica en la relación de los humanos con el territorio, siempre desde una relación de dislocación. La interacción con la instalación encarna el proceso de disociación con que el capitalismo avanzado desmembra todas las esferas y los aspectos vitales, tanto en su dimensión espacial como en la temporal, segregando lo que entendemos como naturaleza en una espacio autónomo divorciado de cualquier proceso social, político y económico. «

Christian Alonso

Captura de pantalla 2017-02-12 a las 12.
Captura de pantalla 2017-02-12 a las 12.
Captura de pantalla 2017-02-12 a las 12.
Captura de pantalla 2017-02-12 a las 12.